viernes, junio 06, 2014

EL SELLO INDELEBLE

Autor: Elisabeth Langgasser, novelista y poetisa; 1899-1950.

Otras obras: Viaje de los argonautas a la Marca de Brandeburgo (novela), y diversos poemas y relatos.

Género y corriente: Novela realista psicológica.

Estructura: Está dividida en varios capítulos nominados, un epílogo y un "Informe a mi lector".

Sinopsis: La obra relata la historia de un pequeño burgués de origen judío, Lazarus Belfontaine, quien sin verdadera fe se convierte al catolicismo para poder casarse con Elisabeth, unajoven de familia cristiana. Al poco tiempo la pareja tiene una hija. Sin embargo, Belfontaine no logra alcanzar la tan ansiada paz espiritual a través de estos dos importantes acontecimientos. Su constante inquietud se ahonda ante la trágica historia de una adúltera, que conmueve la opinión pública de la pequeña ciudad donde reside. Pasan los años de la primera guerra mundial. Belfontaine, ahora ciudadano francés, es ya un hombre de edad madura y su primer matrimonio pertenece definitivamente al pasado. Se casa entonces, en segundas nupcias, con Suzette Bonmarché, una joven de dudosa reputación porque se especula que posiblemente mantenía relaciones lésbicas con una amiga que luego se suicidó. Este nuevo matrimonio tampoco le produce la satisfacción buscada. Cada vez con mayor frecuencia, Belfontaine busca refugio en la soledad de la habitación de un hotel, donde se dedica a cultivar plantas exóticas y a escribir poemas. Suzette, su esposa, mientras tanto, en su constante búsqueda de nuevas sensaciones y experiencias enfermizas, un día es brutalmente asesinada por un marinero desconocido al que había invitado a su casa. Sin embargo, ni siquiera esta dramática y perversa realidad es capaz de alterar la serenidad que caracteriza al protagonista, quien parece haber sido tocado por una gracia especial. El "sello indeleble" del bautismo le ha conferido una fuerza misteriosa, de la cual cada vez es más consciente. Debido a la sangre judía que corre por sus venas, Belfontaine a continuación es hecho prisionero por los alemanes. Como consecuencia es sometido a la más terrible de las pruebas: es enviado al campo de exterminio de los nazis. Ahí, una fuerza interior lo anima continuamente y le permite superar también esta dura experiencia. Belfontaine es uno de los pocos sobrevivientes del campo de concentración, pero sale de ahí convertido en un desecho humano que, sin embargo, es poseedor de una sorprendente fuerza vital que lo llena de optimismo, dueño de su destino y coronado "con la aureola de los torturados y los perseguidos". Esta impresionante novela, de carácter casi autobiográfico, puede considerarse una especie de testamento espiritual de la autora. En el epílogo, ella misma define a su novela como un cosmos completo, lo que se explica si se tiene en cuenta el contenido teológico que permea la obra, sobre todo cuando describe la conversión religiosa del protagonista con tanta minuciosidad. Para profundizar en esta experiencia, Elisabeth Langgasser contrapone de manera continua lo racional a lo irracional, argumentando que es el ansia de obtener la gracia divina la que anima la conversión a la religión católica de Belfontaine, y no razones derivadas del intelecto ni de cuestiones psicológicas como se podría suponer.

No hay comentarios.: