miércoles, septiembre 15, 2010

LAZARILLO DE TORMES

Descargar resumen

(La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades)

Autor: Anónimo.

Género y corriente: Novela picaresca. Su título completo es La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades; fue escrito, posiblemente, a mediados del siglo XVI y publicado en 1554. Cronológicamente es la primera novela picaresca española, y con ella se inicia este género literario; en general, se le considera el arquetipo de la picaresca. Respecto a su autor y a la fecha de su primera edición se han suscitado diversas polémicas, sin llegar a un acuerdo.

Estructura: Esta obra se compone de un prólogo y siete tratados o capítulos.

Sinopsis: Lázaro nació a orillas del río Tormes, en la aldea de Tejares, perteneciente a Salamanca.
Huérfano de padre a los ocho años de edad, en cuanto el niño tuvo edad suficiente, su madre, agobiada por la pobreza, lo entregó a un viejo mendigo ciego para que éste lo empleara como guía. Lázaro irónicamente y con sentido del humor refiere las penas y fatigas que pasó acompañando al cruel ciego, quien se vengaba con saña de las travesuras con las que el chico pretendía engañarlo, por lo cual Lázaro debía recurrir a toda su sagacidad y astucia para burlar al suspicaz viejo.
Sin embargo, aquel mendigo le enseña los primeros pasos para defenderse en el mundo, y comenta Lázaro: "Junto a él desperté de la simpleza en que, como niño dormido, estaba [...] y siendo ciego me alumbró y adiestró en la carrera de vivir."
Cansado de pasar hambre y sufrir golpes junto al mezquino ciego, lo abandona, no sin antes cobrarse con largueza los malos tratos recibidos, haciendo que se estrelle bárbaramente contra un poste de piedra, de lo cual el viejo queda "medio muerto y hendida la cabeza".
En Maqueda entra al servicio de un clérigo, personificación de la ruindad y la avaricia, quien también lo trae muerto de hambre, "fue escapar del trueno y dar en el relámpago", y de cuyas manos, al ser descubiertas sus artimañas y rapiñas para subsistir, sale el pobre Lázaro humillado y apenas vivo, "medio sano", sólo por la gracia de Dios.
Pasa luego a servir a un escudero de Toledo, prototipo del hidalgo de la época, pobre a rabiar pero tan envanecido de su clase y celoso de su honor, que prefería pasar necesidades a trabajar. Si con los otros amos había sufrido hambre, con éste Lázaro ha de mendigar para obtener el sustento de ambos.
Perseguido por sus múltiples acreedores, huye el escudero y Lazarillo entra a servir a un fraile de la Merced; luego, a un desvergonzado bulero(vendedor de bulas), a un capellán con quien está cuatro años y, por último, a un alguacil.
Finalmente, Lázaro se independiza y logra ser nombrado pregonero de Toledo. A través de este oficio conoce al arcipreste de San Salvador, quien lo casa con una criada suya y también su amante, según las malas lenguas, con lo cual, gracias a la demasiado sospechosa protección, dádivas y favores que el arcipreste le dispensa, Lázaro logra prosperidad y estar "en la cumbre de toda buena fortuna".
Con esta novela picaresca entra en la literatura, como material de arte, la vida de un ser de ínfima condición social cuyo único ideal es sobrevivir, satisfacer sus necesidades primarias e instintivas del momento, con el mínimo de esfuerzo; por eso se la ha llamado, genéricamente, "la novela del hambre", y su feroz realismo práctico y utilitario se contrapone a la falsa realidad bucólica de las novelas pastoriles.
La técnica de la narración es lineal y se aprovechan los sucesos de cada tratado o capítulo, que corresponden a cada amo de Lazarillo, para satirizar distintas clases sociales.
El pícaro Lázaro es un tipo humano magistralmente trazado, y los personajes secundarios más importantes, el ciego, el clérigo, el escudero, el bulero, también están delineados con vigor e intensidad en pocos rasgos, que los hacen aparecer como representantes caricaturescos de los sectores sociales que en aquel entonces predominaban en España, marginados, nobles en decadencia y el clero.
Concretamente, las cualidades estéticas más sobresalientes del Lazarillo son su extraordinaria pintura de caracteres, la aprehensión satírica de la realidad y sociedad de la época, todo con sobriedad de elementos y recursos novelescos; descripciones breves y precisas, estilo directo, claro, espontáneo y ágil, así como excelente empleo de un lenguaje popular y humorístico de gran fuerza expresiva.
Es una obra, en fin, donde se pone de manifiesto la gran conciencia artística del creador, a la par que su profundo conocimiento del mundo, de la vida y de los hombres.

3 comentarios:

Eduardo Arcos dijo...

Me recuerda al Periquillo sarniento.

Eduardo Arcos dijo...

Yea.

Freddy Velez dijo...

Esta novela me parecio muy bonita e interesante,porque Lazaro era un chico muy astuto y audaz , que con cada uno de sus amos le quedaban muchas experiencias.