domingo, mayo 02, 2010

LA METAMORFOSIS

Descargar resumen

Autor: Franz Kafka, novelista, cuentista y ensayista nacido en Praga; 1883-1924.

Otras obras: Contemplación (ensayo); El médico rural, Un artista del hambre (cuento); América, El proceso, La muralla china, El castillo, (novelas póstumas), etcétera.

Género y corriente: Novela fantástica.

Estructura: No presenta divisiones.

Sinopsis: Dos ideas principales y casi obsesivas se destacan en este extraño y alucinante relató: el problema de la autoridad —de la jerarquía paterna en particular— y la tremenda soledad e incomuni¬cación que suele afectar las relaciones entre los seres humanos, principalmente dentro de la familia.
Es importante señalar en esta obra la admirable originalidad con la que el autor creó el argumento, así como el ambiente fantástico en que se desarrolla el relato.
Gregorio Samsa, un viajante de comercio, se despierta una mañana convertido en un insecto. No puede explicarse cómo ha ocurrido aquello, pero está seguro de no estar soñando. Trata de seguir durmien¬do sin lograrlo, entonces se pone a divagar sobre lo cansada que es su profesión, la molestia de levantarse en las madrugadas y, además, su responsabilidad en el hogar. De nuevo intenta levantarse; el tren sale a las cinco; él no puede ni quiere aceptar su nueva condición.
De pronto, su madre llama a la puerta del cuarto para decirle la hora, pues ya es tarde y debe marcharse de viaje; el padre se impacienta, la hermana se inquieta. También llega un empleado importante para averiguar el porqué de la tardanza de Gregorio.
Éste, mientras tanto, tiene la puerta cerrada con llave. Como no responde ni abre, todos se impacientan; la hermana comienza a sollozar. Adentro, Gregorio yace sobre la alfombra, grita algo y de su garganta surge una voz animal, se aproxima a un baúl e intenta enderezarse para abrir la puerta y dejarse ver. La madre, ya preocupada y llorando, manda buscar a un médico con la hermana; el padre, exasperado, ordena a la criada ir por un cerrajero.
Gregorio-insecto aparece medio desfallecido y sangrante. El empleado principal retrocede asqueado; la madre se desmaya; el padre lo amenaza con el puño y luego llora con desesperación.
Este ambiente tenso, impresionante y fantástico, domina durante todo el relato. Se destacan la hostilidad del padre, que lo golpea con un bastón, y la solicitud de la hermana que al principio es la única que se preocupa por llevarle comida y después le manifiesta abiertamente su desagrado de verlo en ese estado. Lleno de temor y vergüenza, Gregorio va cayendo en la humillación y la animalidad, aumentando cada vez más su terrible incomunicación y soledad.
Un día le vacían el cuarto donde está encerrado, le quitan "todo cuanto él amaba"; cuando intenta defenderse, la hermana le grita y lo amenaza con el puño; más tarde, el padre lo hiere y tarda más de un mes en curarse. Gregorio se margina; la familia se desentiende de él y la criada se encarga de cuidarlo, sólo ella no le tiene repulsión. Gregorio yace amargado e inmóvil debajo de un sofá. Ya casi no come. Está sucio y cubierto de polvo.
Cansados de aquel monstruo, en cierta ocasión la hermana pronuncia la terrible sentencia: "Debemos librarnos de él". Gregorio la oye. Dolido y debilitado se arrastra hasta su habitación y finalmente muere, pero antes piensa con emoción y cariño en todos los suyos. Cuando a la mañana siguiente la sirvienta descubre el cadáver, lo barre con la escoba. Nadie de la familia se conmueve demasiado, y dedican aquel día al descanso y a paseos, conversando y haciendo planes para el futuro. La vida sigue su curso normal y cotidiano. Gregorio ya ha sido olvidado.
El mundo de La metamorfosis posee una ambientación propia, de gran originalidad, terrible; en ella se realiza una lucha dolorosa y sin esperanza, atestiguada por un escritor inteligente y sensible.
En esencia, llevando la interpretación de este relato a un nivel más profundo, el conflicto radica en la lucha de la existencia humana contra un mundo caótico gobernado a base de propósitos desconocidos para el hombre. Esto genera un sentimiento de desolación, expresado por el autor mediante una prosa clara y simple, sin rebuscamientos formales ni técnicos, con un estilo lento y prolijo, propio de los escritores de este género.

2 comentarios:

Pansha Navarro dijo...

muy bueno el resumen

Pansha Navarro dijo...

me hizo sacarme un siete
}